Read our news

Irina. Edad 25

Conocí a Eduardo por mi madre, yo acaba de terminar una relación de dos años con la persona, que creía por entonces, era el amor de mi vida y mi media naranja.
Estaba completamente desolada, me encontraba perdida y sin rumbo, mi madre al no encontrar la manera de consolarme al cabo de un tiempo, me puso en contacto con Eduardo.
Comenzamos a tener sesiones semanales por Skype, pues yo vivo en Londres, asique eso facilito mucho.
Después de que yo me desahogara, Eduardo me explico por lo que estaba pasando y las fases del duelo por las que iba y debía pasar. Gracias a la información, lectura y ejercicios que Eduardo me propuso fui comprendiendo por lo que estaba pasando. Me ayudo a verlo de una mañerea más objetiva y a cuestionarme en si, todas mis creencias adquiridas desde que pequeña, entendiendo como influían en mis relaciones.
Por supuesto romper con todo ello me supuso un shock. Tuve que replantearme cosas que jamás lo habría hecho si no fuera por Eduardo, esto significó un nuevo despertar para mi.
Haber tenido su apoyo y dedicación ha sido de gran ayuda, acompañándome en el nuevo recorrido de mi autoconocimiento y la proyección de futuro.

Muchas gracias Eduardo.

fersolucionIrina. Edad 25